Lil Hardin: Bastante Más Que “La Mujer De”

Lil Hardin. Photo cortesía de la Colección Personal de Chris Albertson
Jelly Roll Morton
Lawrence Duhé – Foto de
Ralston Crawford – Cortesía Hogan Jazz Archive, Tulane University. – New Orleans.
King Oliver
King Oliver’s Creole Jazz Band: Baby Dodds, Honoré Dutrey, Bill Johnson, Louis Armstrong, Johnny Dodds, Lil Hardin, King Oliver.
Louis Armstrong & His Hot Five; Louis Armstrong (c); Johnny St.Cyr (by); Johnny Dodds (cl); Kid Ory (sx); Lil Hardin (p)
Earl Hines
Lil Hardin and Her Swing Orchestra
Lil Hardin
Louis Armstrong & His Hot Five;
Lil Hardin & Louis Armstrong
Lil Hardin
Lil Hardin: Bastante Más Que “La Mujer De”

Lil Hardin fue una pianista, compositora, arreglista, cantante y directora de banda norteamericana. En la inmensa documentación que existe sobre el jazz suele aparecer la mayoría de las veces como Lil Hardin Armstrong. Los estudiosos de este estilo musical le suelen “colocar” detrás de su primer apellido el del que fuera su marido, el famoso trompetista y cantante de Nueva Orleans. Da la sensación de que estos especialistas en jazz no quieren que se nos olvide de que ella fue la mujer de Louis Armstrong como si eso fuera lo más importante que hizo en su vida. Lo cual es una completa memez.

La abuela materna de Lil, Priscilla Thompson nació siendo esclava en 1850. En 1870 y ya como persona libre se casó con Taylor Martin. Fijaron su residencia en Memphis y tuvieron 13 hijos. En 1895 una de sus hijas llamada Dempsey contrajo matrimonio con William Hardin y Lil vino a este mundo en 1898.
Siendo una niña recibió clases de música con un profesor particular y a los nueve empezó a tocar el órgano en los servicios religiosos de la escuela. A los 12 años su madre – que se había separado de su marido – envió a Lil a la Hick’s School of Music para que aprendiera a tocar el piano.
Al terminar sus estudios en la escuela, la madre de Lil la matriculó en la Fisk University de Nashville para que recibiera una buena educación tanto académica como musical.

La Fisk University se fundó en el año 1866 en la ciudad de Nashville Fisk y fue la primera creada principalmente para estudiantes negros. Sus promotores fueron John Ogden, y los reverendos Erastus Milo Cravath y Edgard P. Smith que la bautizaron con ese nombre en honor del General Clinton B. Fisk, presidente de la agencia federal que se ocupó de ayudar a los refugiados de la guerra civil en el estado de Tennessee y conocida con el nombre de Freedmen’s Bureau.
La Fisk University continúa con su labor docente en el día de hoy y en ella reciben una excelente educación 910 alumnos al año.

En el año 1917, Lil junto a su madre se asentaron en la ciudad de Chicago y a las semanas de su llegada Lil consiguió su primer trabajo. La Jones Music Store de Chicago la contrató para que interpretara al piano los temas que le demandaban los clientes antes de decidirse a comprar la partitura. Era una labor sencilla para una persona que había estudiado música en la Fisk University. Un buen día apareció por la tienda Jelly Roll Morton se sentó al piano y dio allí un pequeño recital. Lil solía relatar que el estilo de tocar del pianista de Nueva Orleans le dejó una profunda huella que influyó en su manera de desarrollar su música.
A Lil le gustaba tocar, si no había ningún cliente en la tienda, cualquier melodía sin atenerse estrictamente a lo que estaba escrito en la partitura, añadiendo o quitando notas con el propósito de embellecerla. Uno de esos días Lil no se percató de que había alguien en el establecimiento que la estaba escuchando. Se acercó a ella y le dijo: “Soy el clarinetista Lawrence Duhé y lidero la “The New Orleans Creole Jazz Band”. Necesitó un pianista y me gustaría contratarte”. Lil se quedó muy sorprendida por esta propuesta ya que por entonces los papeles que se les adjudicaba a las mujeres en el jazz eran como cantante o bailarina. Además, que fuera una banda de hombres la que se interesara por ella como interprete convertía ese hecho en algo prácticamente insólito. Lil aceptó la propuesta.
Al cabo de unas semanas “The New Orleans Creole Jazz Band” fue contratada para actuar en el “Dreamland Café” uno de los clubs de jazz y salón de baile – con capacidad para 800 personas – más prestigiosos y con mayor solera de Chicago. Abrió sus puertas en la 3520 South State Street en 1914. Lawrence Duhé mandó llamar al corneta de Nueva Orleans, Joe “King” Oliver para reforzar su orquesta de cara a este importante contrato.
Una vez que la banda terminó su compromiso con el “Dreamland Café”, King Oliver no quiso continuar en la formación y esta por una serie de problemas internos nada claros se disolvió.

Unos meses más tarde, King Oliver formó una banda con parte de los músicos de “The New Orleans Creole Jazz Band” como el clarinetista Johnny Dodds, el trombonista Honoré Dutrey y la pianista Lil Hardin. A estos se les unieron el baterista Baby Dodds y el banjoista y contrabajista Bill Johnson. La orquesta se denominó “King Oliver’s Creole Jazz Band”.
Al año siguiente, 1922, King Oliver mandó llamar a un joven Louis Armstrong, que estaba en Nueva Orleans, para que se desplazara a Chicago y se incorporarse a la banda como segundo corneta.
Louis y Lil se conocieron, tocaron juntos durante dos años y se casaron. Lo primero que le dijo ella a su marido fue que tenía que dejar a la banda de Oliver y formar la suya propia ya que él era lo suficientemente buen músico como para triunfar como líder. Sin embargo, Louis no le hizo caso y marchó a Nueva York ya que la orquesta de Fletcher Henderson – con mucho la más importante big band del país – le había reclamado sus servicios. Armstrong no estaba preparado para tocar en una orquesta donde todos los músicos sabían leer música y además entre ellos se encontraban pesos pesados como Coleman Hawkins, Buster Bailey o Don Redman que además era el arreglista de la banda. A pesar de todo ello y gracias sobre todo a este último, que le enseñó lo necesario para poder leer sus arreglos en la partitura, su paso por la formación de Henderson iba por buen camino.

A todo esto, Lil Armstrong (ahora sí la podemos llamar así) no dejó en saco roto su decisión de convertir a su marido en el líder que estaba llamado a ser. Cuando se cumplía un año de la incorporación del trompetista en la banda de Henderson, Lil le llamó desde Chicago y le dijo: “He formado un grupo con el clarinetista Johnny Dodds, el banjoista Johnny St. Cyr, el trombonista Kid Ory y yo al piano. También he conseguido que la discográfica Okeh nos grabe. Solamente te estamos esperando a ti. ¿Quieres venir?”
No sé si a Armstrong le costó mucho o poco tomar la decisión de volver a Chicago y dejar a la banda de Henderson. Lo que sí sabemos ahora es que ese, “Si, voy” fue determinante para la carrera de Armstrong y también lo fue para el jazz. Las grabaciones que estaba a punto de realizar con sus “Hot Five” y sus “Hot Seven” entre los años 1925 y 1927 marcarían el devenir de la música de jazz. Louis logró dotar al jazz de un vocabulario que consiguió convertirlo en la expresión artística más genuina de su país. Y no debemos olvidarnos de Lil Armstrong, que algo tuvo que ver.

Louis Armstrong, junto a sus “Hot Five” y “Hot Seven”, grabó, si no me equivoco, 63 temas.
Lil Armstrong participó como pianista en 45 y aportó 16 composiciones.
En junio de 1928, el pianista Earl Hines sustituyó a Lil Armstrong en la banda de su marido. Ella aprovechó esa situación para estudiar y consiguió graduarse en música en el Chicago College of Music. En 1929 obtuvo el Diploma para Posgrados otorgado por el New York College of Music.

Durante esos años la carrera de Louis Armstrong marchaba a todo tren y ya se había convertido en un artista famoso en los EE.UU. Entre las personas que conoció se encontraba una mujer de nombre Alpha Smith con la comenzó a mantener una relación cada vez más estrecha  y este “affaire” consiguió al final que Lil abandonara a su marido

Louis y Lil se separaron en 1931 después de siete años de matrimonio y se divorciaron en 1938.
Lil Hardin comenzó su carrera en solitario a principio de los treinta y lideró dos bandas  femeninas llamadas “The Creolian” y “Harlem Harlicans”. La Depresión volaba por los cielos norteamericano y las mejores bandas tenían problemas, así que las de Lil Hardin no duraron mucho.
En 1936 formó una banda de hombres a la que llamó “Lil Hardin and Her Swing Orchestra” y con ella le sonrió el éxito. Lil Hardin cambió de registro musical y se convirtió en una cantante de swing, dejando que el músico Teddy Coleman tocara el piano. Ella escribía las canciones y realizaba los arreglos. La discográfica Decca se fijó en Lil y le propuso un contrato para grabar discos. Consiguió triunfar con canciones como “Brown Gal”, “Hi-De-Ho-Man” o “It’s Murder”.
En 1942 terminó su convenio con la Decca y decidió alejarse de la música abriendo un restaurante en Chicago al que llamó “Lil Hardin’s Swing Shack”. Simultáneamente se convirtió en diseñadora de moda tanto para hombres como para mujeres. Su mejor cliente fue Louis Armstrong.
Hacia 1950 cerró su restaurante y viajó a Europa donde retomó la música actuando en los clubs de jazz, sobre todo de Paris. Permaneció en el viejo continente durante dos años.
En 1961, la discográfica Riverside Records programó una serie de álbumes bajo el título de “Chicago – Living Legents”. Lil fue la tercera “leyenda” que grabó su disco. También se convirtió en una asidua de los platós de la televisión donde tocaba el piano y respondía a las preguntas de los entrevistadores. Ella tenía mucho que contar. En 1968, el club the jazz “Village Gate” de Nueva York la llamó para que actuara en sus escenarios, lo que dio pie a que el periodista John S. Wilson del New York Times escribiera un artículo sobre la personalidad de Lil Hardin además de hacerle una entrevista. El reportero la definió de esta manera: “Lil Hardin es una mujer todo corazón con una burbujeante personalidad, que toca el piano y canta con un ánimo y una confianza que oculta totalmente su edad”. (Lil tenía entonces 70 años).

Y llegó el 6 de julio de 1971 y Louis Armstrong partió de este mundo llevándose su trompeta junto a su pañuelo blanco. Lil se quedó totalmente devastada.
Siete semanas más tarde, la ciudad de Chicago programó un concierto en la Civic Center Plaza en homenaje a Armstrong. Le pidieron a Lil que asistiera e interpretase una canción al piano en su memoria. Ella no pudo negarse.

El 27 de agosto y con miles de personas abarrotando la plaza de Chicago, Lil Hardin empezó a dirigirse al escenario para su actuación. El crítico de jazz del “Chicago Tribune”, Harriet Choice le paró un momento y le dijo: “Quiero hablar contigo, Lil”. Ella le contestó: “Nos vemos más tarde, honey”.
Lil se sentó al piano y se puso a tocar el tema de W.C. Handy “St. Louis Blues”. Una sonrisa cómplice le acompañó durante toda la actuación. Cuando dio el último acorde, sus manos permanecieron inmóviles en el teclado y súbitamente su cuerpo se derrumbó sobre el escenario. La audiencia se quedó bloqueada. Cuando llegaron las primeras personas a socorrer a Lil Hardin, ella ya había partido en busca del amor de su vida: Louis Armstrong.

Os propongo escuchar “Struttin’ with some barbecue” una de las mejores composiciones que Lil Hardin aportó para que fuera interpretada por Louis Armstrong and His Hot Five: Kid Ory, trombón; Johnny Dodds, clarinete; Lil Hardin, piano; Johnny St. Cyr, banjo. La grabación se produjo el 9 de diciembre de 1927.

El otro tema que os propongo será la mejor composición de Lil Hardin de toda su carrera. Su título es “Just for a thrill”. La grabó Ray Charles (1959), Peggy Lee (1961), Aretha Franklin (1962), Nancy Wilson (1966), Lou Donaldson (1970), Shirley Horn (1993)…
Lil le pidió a Don Raye que le escribiera una letra a la canción y también queda claro que le dijo a quién quería dedicársela. Dice así:

Simplemente por un ensueño / convertiste los rayos del sol en lluvia / Simplemente por un ensueño / llenaste mi corazón de dolor / Para mí, tú eras mi orgullo y mi alegría / yo para ti, era simplemente un muñeco / un juguete con el que podías entretenerte a voluntad / Simplemente por un ensueño / tú lograste que mi vida se convirtiera en una triste canción / Simplemente por un ensueño / permitiste que me fuera / Tú eres libre y te diviertes / en cambio para mí, tú sigues siendo el único / ya que me dejaste el corazón bloqueado/ Bien, y fue simplemente por un ensueño / Y cariño, tú, tú, dejaste mi corazón bloqueado / Simplemente por un ensueño.

Lil Hardin nos va a cantar la canción junto a su banda “Swing Orchestra”: Teddy Cole, piano; John Frazier, contrabajo; Huey Long, guitarra; Buster Bailey, clarinete; Joe Thomas, trompeta; Chu Berry, tenor saxofón. La grabación es de 1936.

Subscribe

Últimas entradas