Porgy and Bess: Sus Orígenes.

Lápida de la tumba de Samuel Smalls en Charleston donde se nombra a Porgy
DuBose & Dorothy Heyward – Billings Gazette – 10 de marzo de 1929 – Fotógrafo: Florence Vandamn
Cartel de la obra de teatro Porgy – 1927
James Reese Europe. Foto cerca de 1915.
George Gershwin
Todd Duncan
Anne Brown
John W. Bubbles
Cartel de la ópera “Porgy and Bess” – 1935
Joe Henderson
Porgy and Bess: Sus Orígenes.

No creo que exista o haya existido ningún gran vocalista de jazz, sobre todo sus “Grandes Damas” que no hayan grabado durante su carrera alguna o varias canciones de la ópera “Porgy and Bess”. Así mismo, y aunque se trate de una ópera y sus números musicales fueron escritos para ser cantados, importantes instrumentistas de jazz han hecho suyos varios temas de la obra y en algunos casos le han dedicado un álbum completo. Aquí os dejo seis carátulas de otros tantos trabajos que ilustran mi comentario.

He escrito esta pequeña introducción para exponer la gran penetración de la obra de George Gershwin en el universo del jazz.

El 25 de marzo de 1924 el periódico Charleston News and Courier de la ciudad de Charlestón, Carolina del Sur, incluyó una historia en sus páginas titulada: Lisiado dispara a una mujer. En ella relataba como un mendigo negro cojo de nombre Samuel Smalls había disparado varias veces a una mujer de nombre Maggie Barnes. A este personaje se le veía normalmente por Kings Street tratando de vender las verduras que llevaba en un carrito tirado por una cabra. Montado en ese vehículo trató de huir de la policía, pero fue apresado y sus huesos fueron a parar a la cárcel. En ella permaneció durante varios meses hasta que apareció la Srta. Maggie sin ningún rasguño en su cuerpo, quizás debido a la mala puntería del indigente. Esta historia causó un gran impacto en un ciudadano de Charleston llamado DuBose Heyward.

Edwin DuBose Heyward (1885-1940) nació en Charleston en el seno de una vetusta familia sureña descendiente de ingleses y franceses. Un colono antepasado suyo, Thomas Heyward, fue uno de los firmantes de la Declaración de Independencia, mientras que el nombre DuBose nos remite a su pasado hugonote. Heyward con veintitrés años estaba firmemente asentado en el negocio de los seguros, pero su inclinación hacía la literatura estaba muy presente escribiendo poemas, relatos cortos y pequeñas obras de teatro. En 1923 se casó con la novelista Dorothy Hartzell Kuhns (1890-1961) que persuadió a su marido para que se dedicara totalmente a la literatura. Fruto de ello fue su primera novela titulada Porgy (1925), basada en el personaje de Samuel Smalls. En ella combina el lenguaje criollo típico de Carolina del Sur (Gullah) con el inglés y con otros dialectos afroamericanos. La obra ganó notoriedad por la inusual simpatía con la que describía las costumbres e idiosincrasia de la comunidad negra.
A finales de 1925 Dorothy le comentó a su marido la posibilidad de convertir su novela Porgy en una obra teatral. El proyecto cobró vida y la obra se estrenó en el Guild Theatre de Nueva York el 1 de octubre de 1927 llegando a 217 representaciones. Al año siguiente volvió a los escenarios permaneciendo 137 días en cartel, para a continuación realizar una gira por todo el país. En 1929 Porgy cruzó el charco y se representó con éxito en Londres.

En el verano de 1926 unos amigos de George Gershwin, Lou y Emily Paley, le regalaron el libro Porgy. Una vez lo hubo leído se puso en contacto con DuBose Heyward y le comentó su intención de adaptarlo para una ópera. DuBose estaba en esos momentos muy ocupado con la dramatización de Porgy y Gershwin componiendo para el musical “Stripe Up The Band” así que se reunieron por primera vez en noviembre de 1927 en Atlantic City para hablar sobre el tema.
George Gershwin llevaba tiempo pensando en escribir una ópera, pero no a la manera tradicional: “Yo ciertamente quiero escribir una ópera. La escribiré para los negros. Los negros cantan maravillosamente. Ellos están siempre cantando; lo tienen en la sangre. Ellos tienen el jazz en su sangre, también, y no tengo la menor duda que se les hará justicia con una ópera jazz”.
Un amigo de Gershwin de cuando eran adolescentes relataba: “Cuando tendríamos algo más de diez años Gershwin escuchaba desde la acera la música que salía del Baron Wilkins Club, un local de Harlem que era famoso ya que en él se juntaban muchas mujeres jugadoras profesionales. La banda que regularmente tocaba en él era la de Jim Europe. Los excitantes ritmos y las estridentes canciones le causaban tal impresión que no iba a olvidarlas nunca. Algunas veces lograba deslizarse dentro del club y sentado escuchaba la música. Más adelante comentó que su fascinación por los rags negros, el blues y los espirituales indudablemente databan de aquel tiempo. Jim Europe y sus músicos son parcialmente responsables de que escribiera trabajos como “135th Street” y partes de “Porgy and Bess”.
George Gershwin y DuBose Heyward se volvieron a reunir en marzo de 1932 y aunque no fijaron una fecha determinada para la finalización de la obra si se comprometieron a darle un fuerte empujón. También optaron por basarse más en los caracteres de los personajes de la obra teatral que en los descritos en el libro. Al cabo de unas semanas el escritor recibió una carta del músico en la que manifestaba: “Me gustaría conocer la ciudad y escuchar algunos espirituales y quizás visitar uno o dos “colored” cafés”. Gershwin visitó tres veces la ciudad de Charleston. Unos pocos días en diciembre de 1933 y enero de 1934. Su estancia más prolongada fue de cinco semanas, de mediados de julio a finales de junio de 1934.
Más adelante comentaría: “Lo que me dejó particularmente impresionado fue el primitivismo de algunos servicios religiosos. Recuero uno en particular al que asistí en la iglesia Macedonia de Charleston en el que escuché a una mujer cantar un espiritual que empezaba: “Oh, Doctor Jesús”. Fue una extraordinaria experiencia”.

A principios de 1935 Gershwin y Heyward empezaron a centrarse en el casting de la ópera. Para el papel de Porgy no dudaron en la elección del actor y cantante Paul Robeson triunfador en obras de Broadway como “Shuffle Along” (1921) o en la segunda representación de “Show Boat” (1932) y muy conocido también por el público norteamericano por sus otras actividades como atleta, escritor y abogado. No existió tampoco dudas en que la cantante y actriz Ethel Waters era la artista perfecta para encarnar a Bess. Para el papel del malo de la obra, del vendedor de drogas “Sportin’ Life”, quién mejor que el cantante, comediante y director de orquesta Cab Calloway uno de los reyes de los escenarios del Cotton Club y una de las figuras más importantes y conocidas de la Época del Swing. A la hora de ponerse en contacto con estos artistas, bien porque el caché era muy elevado o por compromisos adquiridos con anterioridad no pudieron contratar a ninguno de ellos.
Para salvar este contratiempo Gershwin concertó una cita con el barítono Todd Ducan, profesor de canto de la Universidad de Columbia y que en 1934 había debutado en Broadway en la ópera “La Caballería Rusticana”. Al compositor le costó convencer a Duncan para que aceptara el papel de protagonista de su obra. El cantante identificaba a Gershwin como un músico perteneciente al Tin Pan Alley (compositores de música popular) alejado de la música clásica y pensaba que interpretar algo suyo le hacía perder categoría. De todas maneras, el barítono aceptó un encuentro con los hermanos Gershwin para escuchar su música. George al piano y Ira cantando mostraron a Duncan las canciones de la ópera. Más adelante éste explicó: “cuanto más tocaban más maravillosa me parecía la música. Era algo que yo jamás había escuchado antes. Cuando terminaron de interpretar la última canción, yo estaba llorando”.
Anne Brown se había graduado en canto en la Juilliard School en 1934. Cuando se enteró por medio de un anuncio en un periódico que George Gershwin estaba buscando cantantes para su ópera le escribió una carta para concertar una audición. En su primer encuentro Gershwin le acompañó al piano en piezas de compositores clásicos europeos y en un momento le pidió que cantara un espiritual. Anne, un tanto molesta, le contestó: “¿Por qué la gente como usted piensa que por el mero hecho de ser negra puedo cantar un espiritual?”. Anne más adelante relató este primer encuentro con Gershwin de esta manera: “Él ni dijo ni hizo nada, no parecía ni enfadado o perturbado, pero me di perfecta cuenta de que había entendido mi reacción. Eso hizo que yo inmediatamente cambiara de actitud y no quería ninguna otra cosa en el mundo que no fuera cantarle un espiritual a aquel hombre. Interpreté sin acompañamiento “City called Heaven”.
John W. Bubbles fue un artista de vodevil donde cantaba, bailaba y actuaba. También se le conoce como el padre del claqué. Durante bastantes años formó un dúo con Ford L. “Buck” Washington conocido como “Buck and Bubbles”. El primero tocaba el stride-piano y cantaba mientras que el segundo bailaba claqué. El dúo vio aumentada su popularidad al formar parte del musical “The Ziegfeld Follies” de 1931. Cuando George Gershwin le preguntó si quería interpretar el papel de “Sportin’ Life” en su ópera – a pesar de no saber leer música – Bubbles aceptó encantado.
La música de George Gershwin para la ópera estaba terminada, así como el libreto escrito por DuBose Heyward; las letras de las canciones, que se repartieron Ira Gershwin y DuBose Heyward, estaban listas (aunque cada uno escribió las letras individualmente decidieron registrarlas juntos); el casting completo; los ensayos terminados; solo quedaba representar “Porgy and Bess” en un teatro y eso ocurrió el 10 de octubre de 1935 en el Alvin Theatre de Broadway, Nueva York. Aunque esta es la fecha oficial del estreno, Porgy and Bess se presentó al mundo por primera vez el 30 de septiembre de 1935 en Boston en el Colonial Theatre durante una semana. La recepción de la ópera por parte de todos los colectivos relacionados con la música será objeto de otro artículo. Solamente comentaré que la mejor ópera norteamericana se representó por primera vez en el mejor teatro de ópera norteamericano, The Metropolitan Opera House, cincuenta años después de su estreno. Ese fue el tiempo que necesitaron los “entendidos en ópera” norteamericanos en darse cuenta de la joya que tenían entre manos.

En el año 1945 se rodó la película titulada “Rhapsody in Blue”. En su banda sonora suenan un buen número de canciones compuestas por Gershwin. Entre ellas está “Summertime” que es la primera que se canta en “Porgy and Bess”. En la película la interpreta Anne Brown, la misma protagonista del estreno de la ópera en 1935. Este es el primer video que os propongo que veáis.

Ahora os propongo escuchar la misma canción como un ejemplo de cómo el jazz hizo suya la música de Gershwin. En este caso el álbum es del saxofonista Joe Henderson que está acompañado de un grupo de muy ilustres músicos: Tommy Flanagan, piano; Dave Holland, contrabajo; Jack DeJohnette, batería; John Scofield, guitarra; Conrad Herwig, trombón; Stefon Harris, vibráfono. El disco se grabó el 16 de septiembre de 1997.

Únase a la discusión

Subscribe

Últimas entradas