Miles Davis y El Jazz Modal

Miles Davis – Foto: William Claxton
John Coltrane, Cannonball Adderley y Miles Davis grabando “Kind of Blue”
Bill Evans y Miles Davis grabando “K of B”
Bill Evans en Copenhagen en un estudio de televisión – 1964
Robert Herridge productor de la cadena CBS.
Miles Davis grabando “K of B”
Bill Evans grabando “K of B”
John Coltrane, Cannonball Adderley, Miles Davis, Bill Evans grabando “K of B”
Eddie Jeferson
Miles Davis y El Jazz Modal

Para hablar del “Jazz Modal” deberíamos conocer en qué se diferencian los modos de las escalas y eso sería entrar en aguas profundas. Solo voy a decir que en ambos casos son una serie de notas que responden a unos patrones (cuasi matemáticos) que se estudian en Teoría Musical. Si le preguntaran a un músico cuáles son las notas de la escala de Re mayor diría: Re, Mi, Fa sostenido, Sol, La, Si, Do sostenido, Re. Si la pregunta se refiriera a las notas del modo dórico de Re mayor las notas serían: Re, Mi, Fa, Sol, La, Si, Do. Re,

Los modos han sido utilizados en la música clásica por sus compositores, casi podríamos decir que desde la Grecia Antigua, de hecho, los nombres que se dan a los distintos modos proceden de esa época.
En el mundo del jazz su utilización como una herramienta que les sirviera a sus músicos para improvisar de forma diferente se la debemos, sobre todo, al trompetista Miles Davis.
Los estudiosos afirman que Miles Davis empezó a coquetear con los modos en la canción titulada en un principio “Miles” y más tarde “Milestones”. La grabación del tema se produjo el 4 de febrero de 1958 en los estudios del sello Columbia sitos en la 30th Street de Nueva York. Los músicos que acompañaron a Miles fueron: Red Garland, piano; Paul Chambers, contrabajo; Philly Joe Jones, batería; Cannoball Adderley, saxo alto y John Coltrane, Saxo Tenor. El álbum conteniendo “Miles” y cinco temas más salió al mercado en abril de 1958 con el nombre de “Milestones”.

El 22 y 29 de julio y el 4 de agosto de 1958, Miles Davis junto a la orquesta de Gil Evans entraron en los mismos estudios de Columbia para grabar doce temas de la ópera de George Gershwin “Porgy and Bess” más uno compuesto por Gil Evans titulado “Gone”.
A los tres meses de la grabación de “Porgy and Bess” el crítico e historiador Nat Hentoff le realizó una entrevista al trompetista para que le relatara qué significó para él trabajar de nuevo con Gil Evans teniendo como protagonista la música de George Gershwin. Entre otras cosas le comentó: “Cuando Gil Evans me escribió un arreglo para la canción de George Gershwin, I loves you, Porgy (que salió como bonus track en 1997) me dio solamente una escala. No me dio acordes. Y con ello consigues más libertad y espacio para escuchar cosas”. “Cuando funcionas así puedes llegar al infinito. No tienes que preocuparte de las progresiones de acordes y, por ello, puedes sacar un mejor partido a la melodía. Se convierte en un reto el comprobar lo inventivo que puedes ser melódicamente. Cuando te basas en acordes sabes que al final del compás 32 se acabaron los acordes y lo único que te resta por hacer es repetir lo que ya has hecho, con variaciones”
“Creo que está empezando un movimiento en el jazz que se aparta de la serie convencional de acordes. Habrá menos acordes, pero aumentarán las posibilidades respecto a lo que puedes hacer con ellos. Hay compositores clásicos – algunos – que hace tiempo componen de esta manera, pero los músicos de jazz no lo han hecho”.

Aproximadamente cuatro meses después de esta entrevista, el 2 de marzo de 1959, los siguientes músicos entraban en el estudio que el sello Columbia tenía en la 30th Street: Miles Davis, trompeta; Bill Evans, piano; Wynton Kelly, piano; Paul Chambers, bajo; Jimmy Cobb, batería; Cannonball Adderley, saxo alto; John Coltrane, saxo tenor.
Todos ellos estaban a punto de comenzar la grabación de uno de los discos más laureados de toda la historia del jazz, de los más vendidos y del que se han escrito caudalosos ríos de tinta. El nombre de ese disco es “Kind of blue”. Ese 4 de marzo se iban a grabar tres temas y para ellos Miles Davis ya había elegido los modos que se iban a utilizar en cada canción y les dio a cada improvisador una hoja de papel donde había escrito las notas que formaban los diferente modos.

El primer tema que grabaron lo titularon “Freddie Freeloader” y es una composición de Miles. El pianista fue Wynton Kelly. Bill Evans lo presentó de esta manera en la funda del disco; “Freddie Freeloader es un blues de doce compases de carácter innovador debido a su personalidad melódica y a su ritmo eficaz”.
A la manera de los deportistas que realizan ejercicios de calentamiento antes del juego, para los músicos de jazz tocar un blues ha sido el mejor ejercicio para poner a punto manos y oídos.
Este, como los demás temas, no tenía título en el momento de la grabación y lo bautizaron más tarde.
Freddie Freeloader era un pintoresco personaje que trabajaba en un bar de Filadelfia llamado The Nightlife y que sobrevivía gorroneando. (Freeloader es Gorrón en inglés). El y Miles simpatizaron y se convirtió en especie de “chico para todo” del trompetista. El baterista Jimmy Cobb comentaba: “Freedie era de Filadelfia y solía imitar siempre las maneras de hablar de Miles. Trabajaba en el bar que estaba al lado de club “Showboat” donde actuábamos. Solía invitar a copas y todo el mundo le quería. Entonces decidió venirse a Nueva York y acompañar a Miles en las actuaciones.

 El segundo tema que se grabó fue el archiconocido “So What”. Según parece es el tema de jazz más vendido de su historia. Bill Evans lo presentó así: “‘So What’ es una figura simple basada en dieciséis compases de una escala, ocho de otra y ocho más de la primera, después de una introducción de piano y contrabajo en estilo libre”. Al principio de este artículo he puesto como ejemplo de un modo, el dórico de Re. La razón ha sido debida a que es el que se utiliza en “So What” para improvisar. Después de los dieciséis compases la canción sube medio tono y Re se convierte en Mibemol, para volver otra vez a Re al cabo de ocho compases.
La introducción del tema que fue escrita en una partitura nota por nota no está totalmente claro quién fue el que la compuso, pero todas las miradas se vuelven a Gil Evans. El tema, de todas formas, está acreditado a Miles Davis. El pianista fue Bill Evans.
El trompetista comentó cómo le vino la inspiración de “So What”. Fue a partir de ver la actuación de un grupo de danza de Guinea al que le llevó su novia Frances Taylor: “Fuimos a una actuación del Ballet Africano… ¡Qué ritmos! Hacían por ejemplo un 5/4, seguido de un 6/8, seguido de un 4/4, y el ritmo iba cambiando. El grupo llevaba también un tocador de kalimba que utilizaba escalas típicas africanas. Cuando escuché por primera vez aquella noche a aquel músico con la kalimba y aquellos cantos y al otro que bailaba fue algo extraordinario.
Miles relató por otra parte que tuvieron su importancia, en la composición de “So What”, los recuerdos imborrables de su infancia cuando visitaba la granja de su abuelo en Arkansas. Juntos asistían a los servicios religiosos dominicales donde él se quedaba embelesado escuchando los cánticos que allí se interpretaban.

Es bastante inusual que la melodía de una canción sea interpretada por el contrabajo. Tenemos la compuesta por Dizzy Gillespie y John Lewis, Two bass hit (1947) y algunas introducciones de la banda de Ellington con Jimmy Blanton en el contrabajo (ej. Jack The Bear). “So What” se unió a este pequeño grupo de canciones.

El tercer y último tema que se grabó en la sesión del cuatro de marzo fue “Blue in Green”. Bill Evans lo presentó de esta manera: “Blue in Green” es una forma circular de diez compases, con una introducción de cuatro compases interpretado por varios solistas con diversos valores de aumento y disminución de tiempo”.
Según Bill Evans la génesis de este tema se produjo a finales de 1958 cuando el pianista fue a visitar a Miles Davis. Antes de partir el trompetista le dio a Evans un papel donde había escrito dos acordes, Sol menor y La aumentado y le dijo: ¿A ver qué haces con esto? El pianista fue a su casa y compuso “Blue in Green”. Cuando la grabaron para “Kind of Blue”, Miles Davis no fue muy honrado ya que se adjudicó la total autoría de la misma. Bill Evans dado su carácter no dijo nada, pero al cabo de unos años Miles rectificó y confirmó que Evans había participado activamente en la composición de la canción.
“Blue in Green” será el tema más bello del disco. Una canción minimalista que cualquier compositor la habría llenado con diez veces más notas. El vibrafonista Gary Barton comentó: “Evans crea un tema memorable a partir de prácticamente nada. Siempre me impresiona cuando veo a alguien que es capaz de escribir una pieza tan mínima y que se te quede y que además no te cansa tocarla una y otra vez”.
Bill Evans es evidentemente el pianista de “Blue in Green” y Cannonball Adderley no participó en esta canción.

Robert Herridge fue un galés apasionado del jazz y del tabaco, no sé en qué orden, y producía para la cadena CBS unos programas para trasnochadores con el título de The Sound of Jazz. El 2 de abril de 1959 llamó a Miles Davis y a su grupo y, también, a la banda de Gil Evans para grabar un programa bajo el título de The Sound of Miles Davis. Los músicos llegaron a una especie de almacén en la calle 56 con la Décima Avenida, que lo habían vaciado de prisa y corriendo, y presentaba un estado lamentable. Había un eco terrible, cables sueltos, mala iluminación, paredes a medio pintar, en fin, estaba hecho un desastre. Pues allí grabaron tres temas del trabajo de Miles titulado “Miles Ahead”: “The Duke” (Dave Brubeck), “Blues for Pablo” (Gil Evans) y “New Rhumba” (Ahmad Jamal). Y también “So What”.  El video en YouTube de esta última canción será seguramente el más visto de los dedicados al jazz de toda la historia. En el momento en que estoy escribiendo este artículo, ha tenido 21.243.845 visitas y reitero que hablamos de jazz.
El grupo de Miles es el mismo que el de la grabación original cambiando a Bill Evans por Wynton Kelly y no está Cannonball Adderley. El resto de los músicos que por allí aparece son de la banda de Gil Evans.

El 22 de abril los mismos músicos que los de la sesión del 2 de marzo, excepto el pianista Wynton Kelly, entraron en los mismos estudios para grabar dos canciones con las cuales el disco “Kind of Blue” quedó finiquitado.
La primera fue “Flamengo Skeetches”. Bill Evans la presentó de esta manera en la funda del disco: “Flamenco Skeetches es una serie de cinco escalas. Cada una de ellas se interpreta durante el tiempo que desee el solista hasta que haya completado la serie”.
Según el pianista el origen de esta canción hay que buscarlo en la mañana de la primera sesión de “Kind of Blue”. Dice así: “Aquella mañana antes de la sesión fui al apartamento de Miles. Le había gustado una composición mía titulada “Peace Piece” y me dijo que le gustaría grabarla. Pensé que en vez de hacer solo un ostinato podríamos movernos en dos, tres o cuatro o cinco niveles modales relacionados entre sí y hacer un ciclo. Miles estuvo de acuerdo y lo trabajamos en el piano hasta llegar a los cinco niveles que utilizamos. Escribí las notas de los cinco modos para los músicos”.

Una de las razones de porqué la canción se titula “Flamenco Sketches” está relacionada con la utilización de un modo llamado “frigio” que fue usado con frecuencia por compositores españoles como Manuel de Falla o Isaac Albéniz y también por la música flamenca en general. Al escuchar esos compases de la canción en la que los músicos tocan notas del citado modo podríamos pensar que esa parte está escrita por un compositor español o más concretamente andaluz.

El último tema que grabaron y que formó parte de “Kind of Blue” fue un blues titulado All Blues”. El comentario de Bill Evans sobre él fue el siguiente: “All Blues” es un blues de doce compases en 6/8 que expresa su carácter mediante solo unos pocos cambios modales y la concepción melódica libre de Miles Davis”.
Como vemos un blues abrió el disco y otro lo cierra. Este último es un tanto especial ya que el compás está en 6/8 en vez del clásico 4/4 y además no sigue la parrilla armónica típica de los blues.
Aparte de “So What”, “All Blues” se convirtió en una de las canciones que más interpretó Miles en sus actuaciones en directo hasta que abandonó al “Jazz Modal”. También esta canción se convirtió en la última que grabaron juntos Bill Evans y Miles Davis.

Para muchos estudiosos “Kind of Blue” es el mejor trabajo de Davis y así mismo uno de los discos más influyentes de toda la historia del jazz. Esa consideración también se la podemos otorgar a los álbumes de John Coltrane “My Favourite Things” y “A Love Supreme”. 

Miles Davis terminó con su época modal con la grabación del trabajo titulado “In a Silent Way” y con el de “Bitches Brew” en 1969. El Miles Eléctrico, la fusión del jazz con el rock empezó a cobrar fuerza. La música de Jimi Hendrix o de Sly and the Family Stone fue la que le rondaba por la cabeza a Miles Davis. Más adelante la sociedad musical que formó con el bajista Marcus Miller y con el saxo alto Kenny Garrett se convirtió en la última aventura musical de Miles, el más inquieto de los músicos de jazz, siempre tratando de llegar lo más lejos posible para entender mejor el espíritu de la música.

En el año 1986 el músico Ben Sidran le realizó una entrevista al trompetista y le habló del “Jazz Modal”. Miles le respondió: “Lo que tocaba con Cannonball, con Bill Evans, los modos y los acordes sustitutos, entonces teníamos energía y nos gustaba. Pero ya no me emociona. Hay quien todavía lo practica, pero no tiene la misma chispa. Es como comer pavo recalentado”.
Existe una anécdota de la cantante Shirley Horn en la que relató que le pidió a Miles Davis que le tocara aquel tema tan bonito titulado “So what” y él le debió de responder: “Te lo agradezco Shirley, pero se me rompería el labio”.
Para hacer un poco de abogado del diablo me voy a servir de Quincy Jones, ya que éste gran músico dijo: “En el hipotético caso de que desapareciera de la faz de la Tierra todo vestigio del jazz bastaría con que se salvara “Kind of blue” para poder explicar en qué consiste el jazz”.

Os propongo escuchar al vocalista Eddie Jefferson, inventor del “vocalese” (cantar con una letra previamente escrita una pieza instrumental) la canción “So What”. La grabación se produjo el 15 de enero de 1961 y los músicos que le acompañaron fueron: Gene Kee (piano); John Latham (bajo); Osie Johnson (batería); James Moody ( saxo tenor); Howard McGhee (trompeta).

Subscribe

Últimas entradas