Las 500 Mejores Canciones De Todos Los Tiempos

Billie Holiday
Nina Simone
Louis Armstrong
John Coltrane
Miles Davis
Duke Ellington
Hoagy Carmichael
The Beatles

Las 500 Mejores Canciones De Todos Los Tiempos

El pasado mes de septiembre de este año 2021, la revista musical “Rolling Stone” publicó una lista que, acorde con una votación, incluía a las “500 mejores canciones de todos los tiempos“. (Ya las había enumerado 17 años antes en 2004).
En esta última edición contó con 250 personas entre artistas, compositores, productores, directores musicales de sellos discográficos, periodistas especializados, miembros del staff y colaboradores de la revista. Cada una de ellas envió las 50 canciones que según su criterio eran la mejores de todos los tiempos. Se contabilizaron alrededor de 4.000 temas y entre los más votados se confeccionó la lista.

El mundo del jazz de todos los tiempos está representado por Billie Holiday y la canción “Strange Fruit”. La letra fue escrita en 1933 y la música compuesta en 1936 por Lewis Allen (Abel Meeropol). La versión que nos proponen es la que Billie grabó el 20 de abril de 1939. La canción ocupa el puesto 21.
Nina Simone está presente por su composición titulada “Mississippi Goddman” de 1963. La versión votada se grabó en directo en el Carnegie Hall en alguno de los conciertos que dio el 21 de marzo o el 1 o el 6 de abril de 1964. La canción ocupa el puesto 172.
Los dos temas mencionados son un duro alegato antirracista. El primero trata sobre los linchamientos a negros que se producían en el Sur de los EE.UU. Y el segundo relata el asesinato de cuatro niñas negras acaecido por el estallido de una bomba en la Iglesia Baptista de la ciudad de Birmingham (Alabama) mientras ellas se encontraban dentro del templo. El suceso se produjo el 15 de septiembre de 1963.
Louis Armstrong grabó la canción titulada “What a wonderful world” – escrita por Bob Thiele (bajo el pseudónimo de George Douglas) y George David Weiss en 1967 – el 16 de agosto de 1967. Salió en un single ese mismo año y tuvo una nula aceptación en los EE.UU. Dos décadas más tarde, se estrenó la película “Good Morning, Vietnam” (1987) y la canción de Armstrong fue una más de las que integraba su banda sonora. Pero el destino quiso que se hiciera inmensamente popular prácticamente en todo el mundo, incluyendo a los EE.UU. La canción ocupa el puesto 171.
John Coltrane, junto a los músicos McCoy Tyner (p), Jimmy Garrison (b), Elvin Jones (d), grabó el 9 de diciembre de 1964 uno de sus álbumes más afamados. El titulado “A love Supreme”. Uno de sus cortes ha merecido figurar entre las “500 mejores canciones de todos los tiempos“. Se trata del que abre el álbum y se titula “Part I – Acknowledgement”. La canción ocupa el puesto 315.
Miles Davis y su tema “So What” también aparece entre las 500 afortunadas, aunque en el pelotón de cola, ya que ocupa el puesto 492. Poco o nada hay que comentar de esta canción sobradamente conocida por todos los aficionados al jazz.
Y el jazz de todos los tiempos acaba aquí su representación entre las “500 mejores canciones de todos los tiempos“.

Me parece casi irreverente y me da vergüenza ajena que no aparezca ningún tema compuesto por Duke Ellington. Y qué voy a decir sobre Antonio Carlos Jobim, si me he quedado mudo de asombro. Y no quiero pensar en un tal George Gershwin… ¿Y dónde está Frank Sinatra? ¿Ninguna de sus versiones de grandes canciones, con grandes arreglos y cantadas con un fraseo típico de los músicos de jazz tiene sitio en esa lista que abarca todos los tiempos? Han pasado olímpicamente de él y de los grandes arreglistas como Nelson Riddle, Axel Stordahl, Gordon Jenkins, Billy May, Johnny Mandel, Sy Oliver, Quincy Jones, Don Costa…

“Sophisticated Lady” de Ellington, “Aguas de marzo” de Jobim, “Summertime” de los Gershwin, “Round midnight” de Monk, “Body and soul” de Green, Eyton, Heyman y Sour, “Django” de Lewis, “All the things you are” de Kern y Hammerstein II, “Stardust” de Carmichael y Parish, “Daydream” de Strayhorn, “Night in Tunisia” de Gillespie. “April in Paris” de Duke y Harburg, “Days of wine and roses” de Mancini y Mercer, “What is this thing called love?” de Porter, “Take five” de Desmond, “Send in the clowns” de Sondheim y muchas, muchísimas más… y no aparece ninguna, ninguna de ellas… Desolador.

Los compositores y letristas del Tin Pan Alley fueron aquellos señores que en su época dorada (entre 1910 y 1950) escribieron cientos de canciones. “Inventaron” lo que se conoce como los “standards” de la música norteamericana, que muchos de ellos se convirtieron de “standards” de jazz. De todos ellos solamente aparecen cuatro en la lista de las “500 mejores canciones de todos los tiempos“:

Try a Little tenderness” escrita en 1932, con música de Harry Woods y letra de James Cambell y Reginald Connelly. La versión votada es la que grabó Otis Redding en 1966. La canción ocupa el puesto 136.
I only have eyes for you” es un tema que compuso Harry Warren con letra de Al Dubin para la película de 1934 titulada “Dames”. El grupo norteamericano de rhythm & blues “The Flamingos” fundado en 1953, y que hoy en día permanece activo, la versionó en 1959. Entró en la lista en el puesto 175.
At last” la escribieron Mack Gordon y Harry Warren, tanto la música como la letra en 1942. Formó parte, ese mismo año, de la banda sonora de la película titulada “Springtime in the rockies”. La versión elegida fue la que grabó Etta James en 1960. La canción ocupa el puesto 115.
“Georgia on my mind” la compuso Hoagy Carmichael a petición de su amigo el saxofonista Frankie Trumbauer que le pidió que “hiciera algo” con una temática sureña. Le escribió la letra Stuart Gorrell, que en 1930 compartía piso con Carmichael y que estudiaba para convertirse en banquero. La versión por antonomasia de este excelente tema la realizó, como es bien sabido, Ray Charles en 1960, que es la que eligieron los expertos. Ocupa el puesto 283.

Esos 250 señores que han votado se han cargado de un plumazo a prácticamente toda la música que se compuso entre 1910 y 1950. Han obviado a todas esas músicas que se han convertido en eternas – sean norteamericanas o de otros países – aguantando el paso de los años sin necesidad de hacerse ningún lifting. Siguen perteneciendo al repertorio de muchos músicos de jazz y de cualquier otro estilo que se atreve a interpretarlas haciéndolas suyas, ya que la creatividad no se acaba nunca.

Debo confesar que la lista de las “500 mejores canciones de todos los tiempos” me ha tenido entretenido durante algunas horas, mientras la analizaba para poder escribir lo que os he expuesto. Algo es algo.
Creo que si hablamos de cualquiera de las artes y queremos reducir sus obras a 500 o a 1000 introduciendo la condición de “de todos los tiempos” es una auténtica falacia.  

Puramente a nivel estadístico comentaré que los músicos que aparecen más veces en la famosa lista son: “The Beatles” (12), “The Rolling Stones” (7), Bob Dylan (7). Nada que decir. Sobre todo, por parte de “The Beatles”. Yo pasé mi adolescencia y parte de mi juventud con ellos. 
Cada vez que escucho alguna de sus canciones me vienen recuerdos felices que nunca olvidaré (parafraseando, creo, a alguna canción).

Subscribe