Manolo Valls 5et: El Ball de les Muses.

Manolo Valls 5et.
Manolo Valls
Manolo Valls

Manolo Valls 5et: El Ball de les Muses.

Hace unos tres meses escribí un artículo para mi blog que titulé “Las Musas y Tres Canciones” y entre otras cosas decía lo siguiente: “Las musas que mueven los hilos de la música son muy caprichosas… los compositores saben que esa inspiración tan necesaria para escribir tal o cual canción les puede llegar en el momento más inesperado, pero no saben cuándo. Eso está supeditado al antojo de las musas”.

Me acaba de llegar el último trabajo del saxofonista y compositor Manolo Valls que lleva por título “El Ball de les Muses” y en el cuadernillo que le acompaña leo: “Os odio y os venero, imprevisibles amigas: ¡nunca sé cuándo os escucharé bailar de nuevo!”. Y en los agradecimientos se despide diciendo: “…y a vosotras musas, por bailar caprichosamente…”.

Manolo y yo no podemos estar más de acuerdo con respecto a las musas. Aunque él, al ser compositor y además improvisador (componer en el momento de la interpretación), tiene que llevarse muy bien con ellas. Y se lleva. Pero no empecemos la casa por el tejado.

Yo no puedo saber qué baile le interpretaron las musas para lograr que el álbum “El Ball de les Muses” sea una realidad. Puedo intuir, una vez que he escuchado el disco, que llegó un momento en que las musas le rodearon con su baile y le llevaron en volandas hasta el principio de un camino donde había una señal indicadora en la que se podía leer: “Hard Bop”. Y le dijeron que anduviera por él, “hit the road, Manolo”. En esa senda se escuchaban ráfagas de viento que envolvían retazos de músicas de Lee Morgan, Wayne Shorter, Benny Golson, Tommy Simons, Donald Byrd… las “blue notes” mostraban su poderío y el ritmo de la bossa se dejaba sentir…

El 29 de febrero y el 1 de marzo de 2020, los siguientes músicos entraron en el Elefante Estudio de Valencia: Manolo Valls, saxo tenor; Pepe Zaragoza, trompeta; Amadeo Moscardó, piano; Oscar Cuchillo, contrabajo; Rubén Díaz, batería. En ambas sesiones grabaron ocho temas, todos ellos compuestos por Manolo Valls. El álbum que recoge todo este trabajo se titula “Manolo Valls 5et: El Ball de les Muses”.
Aunque evidentemente estamos ante un álbum de jazz, Manolo ha mimado las composiciones, las notas que están escritas en el pentagrama y las ha puesto al nivel de las improvisaciones presentes y futuras. No siempre es así. También no ha dudado en ceder un protagonismo de peso a sus compañeros músicos en todas las canciones, sobre todo al trompetista y al pianista. No me olvido del contrabajo y de su trabajo en “Song for Naima” y en “Va de blues” donde mantiene una conversación con la batería. Ambos instrumentos imprescindibles para que las notas que salen de los demás contengan un buen “swing”.  Hay algo además en este disco que no sé explicarlo bien con palabras. Posee una engañosa sencillez (he visto la parrilla armónica de “Spiderman” y “Kalakati”) que te atrapa sin que te des cuenta.

Me parece muy atinado que uno de los cortes del disco lo haya titulado “El Ball de les Muses” (que además da título al álbum). Es un bonito guiño a las musas para que estas se acuerden de uno; para que “bailen caprichosamente” una vez más, cuando Manolo esté enfrascado en su próximo proyecto. Y que esos aleatorios pasos de baile le inspiren lo necesario para que la siguiente propuesta esté, cuando menos, al mismo nivel de creatividad que el trabajo que nos acaba de presentar, él y su grupo. 

La pagina web de Manolo Valls.

 

Subscribe

Últimas entradas