Rubén Reinaldo y Kely García: Acuarel (Disco)

Rubén Reinaldo y Kely García: Acuarel (Disco)

Rubén Reinaldo y Kely García son dos guitarristas, compositores y docentes y acaba de llegar a mis manos su disco titulado “Acuarel”. Se trata de un trabajo conceptual en el que el hilo conductor que cose las ocho canciones que interpretan es el agua.
Me ha dejado agradablemente sorprendido la cuidada presentación del álbum: sus fotos, sus textos y en general todo el arte final.
Rubén me comentó en una conversación que mantuve con él: “Es un disco tremendamente personal, íntimo, sentido y delicado. Cada nota está tocada poniendo el alma y el cerebro en plenitud. Está cocinado a fuego muy lento, sin prisas y con sumo cariño”. Yo a estas palabras añadiría que presentar una obra únicamente con dos guitarras significa que creen firmemente en su arte, que son fieles a si mismos y que de alguna manera siguen esa máxima monkiana que dice: “Yo digo, toca según tu propio sentir. No toques lo que el público quiere y deja que sea él el que perciba lo que estás haciendo, aunque eso le lleve el tiempo que sea”.

 Me tumbé en la cama, apagué la luz, hice clic en el reproductor del ordenador, la música empezó a sonar y yo me dejé llevar. Creo que unos pocos minutos fueron suficientes para que las notas que se filtraban en mi cerebro me trasportaran a un escenario muy poco iluminado de un gran teatro. Poco a poco y gracias a un efectista juego de luces fueron apareciendo siete bailarinas. Enseguida me di cuenta de que entre ellas había una líder que empezó una danza con movimientos que expresaban libertad, libres como la naturaleza. Bailaba desnuda enfundada únicamente en una blanca túnica. Las seis bailarinas restantes – ataviadas de igual manera, pero con distintos colores – inspirándose en la coreografía de la líder, empezaron al unísono a moverse rítmicamente con una total libertad de movimientos. Fue una delicia comprobar la absoluta compenetración entre la líder y el coro, más que una danza parecía una conversación, como la que se produce entre los músicos de jazz. Miré a mi alrededor y me percaté de que estaba solo en el patio de butacas del inmenso teatro, el único que estaba gozando de algo mágico. La música se terminó y vi con asombro que habían pasado 48’ 30’’, pues habían pasado volando. Me levanté de la cama, di dos pasos y he hice nuevamente clic en el reproductor del ordenador.

Toda la información que queráis de Ruben, Kely y el disco “Acuarel” pinchar AQUÍ.

Únase a la discusión

Subscribe

Últimas entradas